lunes, 29 de diciembre de 2008

SINTOMAS DE ENFERMEDADES DE TIROIDES EN NIÑOS

Las enfermedades endocrinas más frecuentes en los niños son las relacionadas con la tiroides.

Estas pueden ser clasificadas en tres grupos:

Hipotiroidismo,

Hipertiroidismo y

Eutiroidismo con coto.


HORMONAS CIRCULANTES:

Los mayores productos del tiroides son tiroxina (T4) y triyodo tironina (T3). La determinación del yodo unido a las proteínas (PBI) ha servido por muchos años para estimar la concentración en el suero del T4. Se han hecho numerosas modificaciones a los métodos para su determinación tales como el método de extracción por butanol (BEI) y la tiroxina por columna pero siempre con el problema de contaminación de las muestras por yodo orgánico.

Pero ahora estos han sido resueltos con la técnica del yodo radioactivo (RIA) y la prueba de unión a las proteínas conocido como de Menpley-Patee quizás el más usado. Estos miden la tiroxina por su peso en vez del yodo por lo cual algunas veces se conoce como tiroxina total.

Aunque la concentración de T3 en la sangre es 1/80 de la de T4 contribuye muy significativamente al efecto metabólico de las hormonas tiroidianas.

T3 tiene una vida más corta que T4 y 2/3 de T3 provienen de la secreción tiroidiana y 1/3 de la monodeyodación de T4 en los Tejidos periféricos.

A la entrada de las hormonas tiroidianas a la circulación, T4 y T3 son unidas a proteínas específicas: Globulina unidora de tiroxina (TBG) prealbúmina unidora de tiroxina (TBPA) y albúmina. La tiorixina está fuertemente unida a las proteínas del plasma: 60% con TBG y 30% con TBPA, el resto con albúmina. T3 está unida casi exclusivamente a TBG pero su afinidad por ésta es mucho menor que la de T4 .

Así que los niveles: de T4 y T3 dependen del nivel de las proteínas unidoras de tiroxina presentes en el plasma.

Hay algunas circunstancias clínicas en las cuales la capacidad de unión de T4 o la concentración de TBG están aumentadas, tales como: embarazo, recién nacidos, hepatitis infecciosa, porfiria intermitente aguda, personas tomando estrógenos, anticonceptivos orales o perfenazina (trilafon).

TBG puede estar disminuida en: El síndrome nefrótico, acromegalia, personas tomando andrógenos, esteroides anabólicos, difenilhidantoina o prednisona.

Hay varios métodos para medir TBG o sus efectos. T3 Resinup-take mide la proporción de T4 unida a TBG con la cantidad total de TBG.

El T3 está elevado en casos de elevación de T4 o baja de TBG y disminuida en casos de baja de T4 o aumento de TBG.

Los niveles normales de T4 son 4 a 11 microgramos por ciento y para T3 de 0.1 a 0.2 microgramos por ciento. El promedio de vida es de 7 días para T4 y de 1 para T3 y la producción diaria es de 100 microgramos para 14 y de 50 para T3.

La medida en el suero de la hormona tirotrópica TSH es el examen más importante y útil de la función tiroidiana.

Es particularmente útil en el diagnóstico de hipotiroidismo. primario en el cual se encuentran consistentemente altos valores. También para distinguir hipotiroidismo primario de secundario, casos en los cuales es indetectable o indistinguible de valores encontrados en sujetos normales.

La síntesis y la liberación de TSH por la pituitaria es estimulada por la hormona liberadora de tirotropina (TRH) la cual es sintetizada en el hipotálamo y es secretada a la circulación portal de la pituitaria. El estudio de la respuesta de TSH a la administración de THR sirve para distinguir deficiencias talámicas de pituitarias como causa de Hipotirodismo y es también un examen confirmatorio de hipertiroidismo en el cual el TSH basal es bajo y no aumenta después de la administración de TRH.





BOCIO EUTIROIDIANO



Este consiste en la presencia de una gándula agrandada sin signos o síntomas de disfunción tiroidiana. De estos el más común es la tiroiditis crónica linfocítica (CLT).



CLC o Tiroiditis de Hashimoto es una enfermedad autoinmune. Los hallazgos patológicos son: Atrofia folicular, fibrosis, infiltración celular inflamatoria y formación de folículos linfoides.



CLT es más frecuente en mujeres y raramente ocurre antes de los cinco años. La glándula está agrandada, es firme y lobulada. El título de aglutinación de anticuerpos es de más de 1: 16.



El Scan de la tiroides muestra una distribución irregular del yodo radioactivo. TSH está elevado.



Un diagnóstico definitivo de CLT a veces requiere biopsia.



La base del tratamiento de CLT es la supresión de tirotropina y la prevención de Hipertiroidismo 100 a 150 miligramos de tiroides disecado o 100 a 200 microgramos de tiroxina diarios son necesarios. Este tratamiento deberá continuarse indefinidamente.



En pacientes eutiroidianos con bocio simple en los que no hay sospecha de malignidad (v. gr. no nodulos, no adenopatías cervicales, no historia de irradiaciones), se deberá tratar de hacer un reemplazo completo de la hormona tiroidiana por un período de por lo menos tres meses.



Si la glándula no disminuye de tamaño se deberá entonces hacer una biopsia. Pero si decrece entonces se continuará el tratamiento indefinidamente.



La presencia de nódulos duros o irregulares son muy sugestivos de carcinoma de la tiroides, lo mismo que los nódulos llamados fríos descubiertos en el scan. Cirugía inmediata es del caso. La presencia de cáncer no conlleva una disfunción de la gándula y frecuentemente hacen metastasis a los linfáticos del cuello. En la mitad de los casos de carcinoma hay historia previa de irradiación durante la infancia por un timo o unas amígdalas hipertrofiadas.



REFERENCIAS



1° CLAYTON G. W. thyroid carcinoma L. I. Gardner, ed in Endocrine and genetic distase of children. Philadelphia and London. WB Saunders 1969.

2° FISHER, DA. Advances Ín the laboratory diagnosis of thyroid disease. J. Pediat. 82 (1973).

3° GREENBERG AH et al. Juvenil chronic lymphocytic thyroiditis. Clinical, laboratiry and histological correlation. J. Clin. Endocrinol. Metab. 30 (1970'.

4° HH Fundenberg e.t als. Basic and clinical immunology. Copyright 1976. Lange Medical publication. Los Altos, California.

5° LEBOEUF, G. and Ducharme J. R. thyroiditis in children. Diagnosis and managment. Ped. Clin. N° América 13 (1966).

6° MAZZAFERRI, Ernest L. Endocrinology. Copryght 1974, the Medical examination publishing. Co, Inc. Flushing N. Y. 1974.

7° SMITH, D. W., Blizard, RM and Wilkins L. Mentall attainments of Hypothyroid childrcn. Review of 128 cases. Pediatrics 19 (1957).

8° STERLING, K. Rcfetaff. S. Selenkow H. T3 thyrotoxicosis Thyrotoxicosis due to elevated serum triodothyronine levels J. A. M. A. 213 (1970).

9. STOCK J. M, surks MI and oppenheimer J. H. replacement dosage of Lthyroxime in hypothyroidismo. A Reevaludíion. New Engl. J. Med. 290 (1974).

10° VAUGHAN and Me Kay, Nelson Textbook of Pediatrics. Tenth edition. PhilaLondonToronto, W. B. Saunders Co. 1975.

11° WILLIAMS R. H. Textbook of Endocrinology. Fifth edition. Phila-London-To-ronto. W. B, Saunders Co. 1974.
AVISO: El contenido de este sitio es sólo para fines informativos y NO es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulte a su médico con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca desatienda los consejos de su médico profesional ni retrase su tratamiento recomendado debido a algo que usted haya leído en internet.

Seguidores